Más allá del debate sobre el empadronamiento.

Cáritas

Cáritas

Primera circular del año, de Cáritas España, sobre el Hecho Migratorio.
Febrero 2010
Título: “Más allá del debate sobre el empadronamiento”

 

Han transcurrido varios días desde que saltara a los medios de comunicación la polémica sobre la negativa de un ayuntamiento a empadronar a extranjeros en situación irregular.

Desde entonces hemos asistido a un intenso cruce de informes, apoyos y críticas tanto por parte de la clase política, de los medios de comunicación como de muchas organizaciones de la sociedad civil.

Además, se ha abierto el debate público sobre otras situaciones, que también afectan a las personas migrantes, aunque no exclusivamente, como son la existencia de los “pisos patera”, la discusión sobre los mínimos de habitabilidad de las viviendas o la sanción a los caseros que permitan o promuevan el hacinamiento.

En medio de esta maraña de comunicados, titulares y manifestaciones os proponemos una lectura más sosegada y más profunda de estos hechos, una mirada que nos permita descubrir qué hay más allá, y desde ella, nos facilite una reflexión común y una toma de posición conjunta.
Circular de Cáritas sobre el empadronamiento. 

  1. ANALISIS TÉCNICO SOBRE EL EMPADRONAMIENTO DE EXTRANJEROS EN SITUACIÓN IRREGULAR.

 

Como punto de partida en este análisis hemos de afirmar que ANTES de las polémicas surgidas entorno al empadronamiento de personas extranjeras en situación irregular, todos conocíamos ya las dificultades que en algunos territorios encuentran las personas migrantes para ser empadronadas.

El Padrón, es un registro administrativo donde deben estar registradas todas las personas que viven en nuestro territorio. Es una herramienta estadística que sirve además para ajustar las políticas (en este caso sociales) y el gasto acordado a ellas.

Este registro continuo constituye una obligación y un derecho no sólo para los ciudadanos (españoles o extranjeros) sino también para las autoridades locales, los ayuntamientos, que tienen la obligación de que el Padrón sea un reflejo de la población real. 

En el caso de los extranjeros no comunitarios esta obligación/ derecho cobra especial relevancia porque es la puerta de entrada a derechos que por Ley tienen reconocidos, con independencia de su situación administrativa.

Por tanto:

a. La inscripción de los extranjeros en el padrón municipal procede con independencia de que los mismos tengan o no autorización de residencia en territorio español.

b. A efectos de tramitar las solicitudes de los extranjeros de inscripción en el padrón municipal, debe entenderse y considerarse como válido y suficiente un pasaporte.

  1. ANALISIS DE LAS CONDICIONES DE LA VIVIENDA Y EL EMPADRONAMIENTO.

 

Junto a la polémica sobre quiénes pueden acceder al Padrón, se planteaba la situación de los llamados “pisos patera”, realidad que todos conocemos desde hace ya bastante tiempo.

En el debate público se advierte que se van a modificar las condiciones de habitabilidad de una vivienda, planteando cuántos metros cuadrados son necesarios por persona, y por tanto, cuántas personas pueden ser empadronadas en una misma vivienda.

Se dice también que se va a sancionar al “casero” que permita este hacinamiento.

En Cáritas estamos en contra de las “camas calientes” y de los “pisos patera”, una realidad que es bien conocida por nuestra Confederación, pero junto a esto, tenemos que poner encima de la mesa otra realidad para poder entender la primera: la de la falta de vivienda y la dificultad de acceso a la misma es una realidad que afecta a  toda la población.

En nuestro país, las corporaciones locales, las comunidades autónomas y el Estado tienen repartidas las competencias en material habitacional, y a todos ellos les corresponde hacer que un derecho social como es el del acceso a una vivienda digna y adecuada se haga más real.

Por otro lado, ya en el año 2001 fueron censadas 1.447.880 familias que vivían en infraviviendas. Por tanto, parece claro que la dificultad en el acceso a la vivienda y el hacinamiento no es una realidad generada por los recién llegados, sino más bien una consecuencia de un modelo de crecimiento que excluye a muchas personas del acceso a una vivienda digna.  

La resolución del INE de 4 de Julio de1997[1] dice expresamente:

            “De la misma manera que la inscripción padronal es completamente independiente de las controversias jurídico privadas sobre la titularidad de la vivienda, lo es también de las circunstancias físicas, higiénico-sanitarias…En consecuencia las infraviviendas…pueden y deben figurar como domicilios válidos en el Padrón ya que la realidad es a veces así”.

A la luz de estos hechos, nos preguntamos, ¿qué ocurre con ese extranjero que vive realmente en un piso con más gente de la permitida? Por más que el casero sea sancionado va a seguir viviendo allí (¿localidad, casa?) y por tanto alguien tendrá que empadronarlo. Con esta medida –caso de imponerse- lo que se va a conseguir es que las personas no accedan al Padrón de facto, porque no va a ser autorizada por el titular del piso en el que realmente vive. 

4 – NUESTRA VALORACIÓN

  • Desde la dignidad de la persona, el inmigrante irregular tiene derechos y no puede ser invisibilizado.

 

“La condición de irregularidad legal no permite menoscabar la dignidad del inmigrante el cual tiene derechos inalienables que no pueden violarse ni desconocerse” (Juan Pablo II, mensaje Jornada Mundial de las Migraciones, 1995, n.1 y2 )

“Las personas, “con papeles o sin papeles” tienen  unos derechos fundamentales “que hay que respetar y que hay que atender” (Monseñor Sánchez, Obispo de Sigüenza Guadalajara, Presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones). 

 

Obstaculizando su acceso al Padrón se está invisibilizando la inmigración irregular pero sin que por ello se aporte ninguna solución. Simplemente dejan de existir en las estadísticas, pero no por eso dejan de vivir entre nosotros.

Se pretende abrir un debate muy peligroso, que ya parecía cerrado, en torno al  acceso a los derechos básicos.

¿Cómo podemos entender que se reconozca a los inmigrantes en situación irregular  por ley, los derechos de salud, educación, reunión, manifestación, huelga, sindicación, etc. y, sin embargo, no se les reconozca como vecinos?

  • La respuesta a la realidad de la migración debe estar fuera del juego político partidista.  No sería responsable utilizar el tema del empadronamiento, o cualquier otro vinculado a la migración, en función de los tiempos electorales; no es asumible el coste social y el riesgo de alimentar determinados sentimientos hostiles ante la población inmigrante. Estas prácticas provocan confusión y dificultad para una adecuada comprensión del hecho migratorio.

 

  • Una vez cerrado momentáneamente el debate sobre el empadronamiento, los problemas para los inmigrantes sin papeles, siguen intactos. Podemos tener la impresión de que finalmente se han logrado defender los derechos del inmigrante. Sólo en una pequeña medida. Sigue vigente el endurecimiento de la legislación para la persona que no tiene papeles. Miles de personas siguen invisibilizadas con órdenes de expulsión bajo el brazo, sin poder acceder a un trabajo legal; y siguen dándose las detenciones e internamientos. En definitiva, la dura realidad se mantiene al margen del debate mediático.

 

  • Es preciso identificar con claridad que existe un grave déficit en recursos y políticas públicas que resuelvan las necesidades sociales de la mayoría de la población. Como ya señaló en su día el Informe FOESSA, una década de crecimiento económico no repercutió en una disminución de la pobreza en el país. Si esta realidad se agudiza con la crisis económica, no es por culpa de la población inmigrante. Desde Cáritas, por ejemplo, llevamos muchos años denunciando la infravivienda en España. No será la regulación de los padrones municipales la que traiga la solución.

 

  • Existiría una calculada intención de distracción cuando señalamos a los que han venido de fuera como responsables del deterioro de nuestro bienestar, el cual se recuperaría “limpiando” el padrón o eliminando los “pisos patera”. Con estos mensajes nos jugamos mucho. Estamos sembrando en nuestros barrios y comunidades la semilla de la xenofobia, del racismo y de una atmósfera hostil para el que ha llegado

 

5.- PROPUESTAS:

  • Retomar la necesidad de un consenso social  que pueda dar lugar a un Pacto de Estado sobre el Hecho Migratorio, sentando las bases para un nuevo modelo de sociedad abierta a los valores de la diversidad , la solidaridad, la participación y la integración  en el plano Nacional, Autonómico y Local.

 

  • Asegurar el acceso a los derechos sociales básicos para todas las personas que viven entre nosotros, utilizando el Padrón continuo para conocer con seguridad la residencia de los beneficiarios.

 

  • Identificar los problemas que están en la base: la falta de vivienda, la dificultad para acceder a ella, la falta de articulación entre las políticas locales, las autonómicas y nacionales, aumentando la inversión social  y las políticas sociales de acceso a derechos básicos en todos los niveles, pero especialmente en aquellos más cercanos a las personas.

 

  • Abordar los retos y desafíos de la inmigración implica ir más allá de las políticas de extranjería. Implica desarrollar políticas de integración.

 

  • En el Año Europeo de lucha contra la pobreza y la exclusión social, animamos a nuestros gobernantes a liderar un modelo de sociedad española y europea inclusiva e integradora.

 

  1. CONCLUSIONES:

 

  • Animamos a las Cáritas Diocesanas y a todos los agentes de Cáritas a mantener una actitud personal y colectiva de alerta, que permita profundizar y entender las motivaciones que subyacen detrás de todas estas noticias, para transmitir con claridad esta información en nuestro territorio.
  • Reiteramos, por ello, nuestra invitación a toda la Confederación Cáritas a seguir trabajando de manera activa en nuestros respectivos ámbitos diocesanos en la defensa de la dignidad de las personas, independientemente de su situación administrativa, para incidir frente a nuestros interlocutores sociales y políticos en los principios legales y humanos que se recogen en nuestra propuesta.
  • Finalmente, os invitamos a permanecer atentos al desarrollo de las prácticas administrativas que se produzcan en vuestro territorio, especialmente aquellas que puedan constituir violación en derechos, y os agradecemos que nos sigáis informando del acontecer diario para fortalecer nuestro trabajo en red.

 


[1] BOE nº 77 de 25 de Julio de 1997.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: