EAPN Asamblea General 2012. Declaración Final.

La austeridad no funciona- es tiempo para un pacto por la inversion social.

Los Delegados a la 23ª Asamblea General (7 a 9 de  junio en  Noruega) se unen a las  personas en situación de pobreza para sacar “tarjeta roja” a las  Instituciones  de la  UE  por abandonar a las  personas,  también a las más vulnerables, en la carrera para  apaciguar a  los  mercados.

Los  Estados miembro, actuando de manera coordinada en el Consejo Europeo,  priorizan las medidas de austeridad, lo que hace que las personas pobres paguen los costes de una crisis que  no  han  creado y  perjudica  la  recuperación inclusiva.

Los  delegados a la Asamblea  General solicitaron a los  líderes de  la  UE  que situaran a las  personas y al planeta por delante de los mercados  y de acordar un  Pacto de  Inversión  Social,  con el  fin de restaurar la confianza de las personas y presentar un enfoque positivo y una hoja de ruta para el futuro de la cooperación  en la UE. 

Los delegados a  la  Asamblea  General:

  • Rechazan el brutal abandono de la UE a la población de Grecia, a través de políticas que no tienen en cuenta las consecuencias  sociales  a corto y largo plazo.
  • Cuestionan las  promesas de  Europa 2020 de un crecimiento  inclusivo  y la  reducción  de la  pobreza,  cuando este objetivo no se está tomando en serio.  La  gobernanza  económica  de la UE consiste en  desmantelar las  infraestructuras sociales nacionales y generar un aumento de la pobreza y la desigualdad, particularmente  en  los  países de la Troika.
  • Denuncian  la  ruptura de  los  compromisos adquiridos con los stakeholders  en los  procesos clave de la UE, como la Estrategia Europa 2020, y la marginación  de los  procesos democráticos como consecuencia  de  los  acuerdos  intergubernamentales  implantados  sin un adecuado escrutinio parlamentario.
  • Expresan su  incomprensión  y desacuerdo porque la  UE  sigue  apostando por un  modelo de  austeridad descaradamente erróneo, que  está llevando a la UE hacia  la  recesión y  la fractura, en  lugar de promover debates y enfoques  alternativos para  una  recuperación inclusiva basada en  la  solidaridad, la inversión  social y la búsqueda de sociedades más igualitarias.

Por ello, los delegados a la Asamblea  General hacen un llamamiento a la UE y sus  Estados  miembro para acordar un Pacto de  Inversión  Social mediante las siguientes medidas::

  1. Invertir en un paquete de estimulo progresivo. – Que apoye a las personas y eleve los  niveles de ingresos mediante inversión en creación de empleo de calidad, servicios accesibles y de alto nivel  de  los  sistemas de protección  social, incluidos los  medios  adecuados y sistemas  de  rentas  mínimas,  al tiempo  que  garantice  el acceso de  los  grupos  desfavorecidos a través  de enfoques integrados de inclusión  activa. La inversión  en  educación, los servicios de salud, la vivienda  asequible, la energía  y frenar el aumento del sinhogarismo también deben formar parte del pacto.
  2. Apoyar el papel del  Estado  para  proveer  bienes  comunes y asegurar la  inclusión y  cohesión  social. – Garantizar el  bienestar  universal equitativo y los servicios  necesarios  para  el  bienestar  humano. Se  tiene  que  poner freno a la transferencia  de  bienes  del  Estado  a los negocios privados en los sectores donde la competencia  afecta a los derechos  sociales.
  3. Conseguir y  distribuir  los  recursos de  manera  justa. – Revertir el aumento de  trabajadores  pobres  mediante  la  regulación  en torno a “salarios  dignos”  e  invirtiendo en programas  de  rentas  mínimas  adecuadas (al  menos  el  60%  de la media de la renta disponible) al  tiempo que avanzar  en  un marco europeo para garantizar unos estándares sociales mínimos en toda Europa, para garantizar una  base  social. Financiar esto a  través  de  la  justicia fiscal – priorizar un impuesto  sobre  la  renta  progresivo, impuesto  sobre  las transacciones  financieras, impuesto sobre  el patrimonio y abordar la evasión  y elusión  fiscal mediante el cierre de los paraísos  fiscales y  las  lagunas  a lo largo del reglamento de la  UE.
  4. Salvar el euro  y  reforzar la  estabilidad económica  en Europa. – Pero no a costa de sacrificar  la solidaridad entre las regiones, los  ricos  y  los  pobres. Eurobonos, la  cancelación de las  deudas impagables, la gestión flexible de  déficit de divisas y la  tasa  sobre las  transacciones  son  herramientas  vitales. La gobernanza económica  se tiene que lograr con objetivos sociales  y de justicia  social  como  objetivo final. Una  prioridad  urgente  es salvaguardar la participación del pueblo griego en la zona Euro y la UE, así como que el  BCE  facilite  apoyo financiero  a  todos  los  países  que se enfrentan a los rescates.
  5. Reforzar  la  rendición  de  cuentas democrática  a  través  de  la  democracia participativa  directa. – Mediante el fortalecimiento  del papel de  los  parlamentos  nacionales  y europeos e inversión en un diálogo civil genuino  y regular con  todas  las  partes  interesadas, incluidas las organizaciones  no  gubernamentales  y  las  personas que  viven en  situación de pobreza  para  diseñar, supervisar y aplicar  soluciones alternativas  a la  crisis , también  a través  de  Europa 2020.
  6. Medir  el  progreso  social, no el  rendimiento  económico. – Ir  más allá del  PIB  y desarrollar un  índice  de  desarrollo  sostenible múltiple que se base en los indicadores del método abierto de coordinación, las  medidas  de progreso  hacia la  igualdad, la salud, los beneficios  materiales y el bienestar, al igual que la participación cultural, social y  política. Hay  que  cerrar la  brecha creciente  en materia  de  ingresos  y riqueza, estableciendo un objetivo realista y ambicioso  para conseguir sociedades más igualitarias.

Un  relanzamiento de la  estrategia  Europa 2020 que tome en serio su objetivo de crecimiento inclusivo y de reducción de la  pobreza, no  improvisar  ideas  en el  último  momento, y establecer un marco  general que promueva y vigile la aplicación del pacto  de inversión social. Este relanzamiento de la  estrategia  tendría que basarse  en las  recomendaciones sobre pobreza y reducción de la desigualdad respaldadas  por  la  inversión financiera, en particular  a través  de la dedicación de al  menos  el  25%  del  de los fondos de cohesión destinados al Fondo Social Europeo (FSE) y al menos el 20%  del  FSE  dedicado a inclusión social y lucha contra la pobreza.

Nota: la  23ª Asamblea General  de EAPN  se  celebró en  Noruega entre  el 7 y el 9 de  junio 2012.

Delegaciones de países  y  ONG europeas  tomaron  parte  en  los debates  y  actividades. En esta Asamblea General se ha dado la bienvenida en la Red a Dynamo International (Red de trabajadores de calle) y la Federación Internacional de Trabajadores de Calle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: