La red contra la exclusión atendió a 1.136 personas en seis meses

COC. ECONOMICA 01.jpgLa mayoría son hombres, españoles, de una media de 46 años y que recurren por primera  vez en su vida a los dispositivos sociales

Son en su mayoría hombres, españoles, de una media de 46 años, solteros, con estudios primarios incompletos, que no perciben el Salario Social Básico y se han visto obligados, por primera vez en su vida, a utilizar los dispositivos sociales de los que dispone Gijón para comer, para dormir o para asearse. Es el perfil que se desprende de la memoria de la Red de Atención a Personas sin Hogar al cierre de su primer semestre de funcionamiento con una base de datos compartida. Creada en 2010 y compuesta por la Asociación Gijonesa de Caridad, Proyecto Hombre, el Albergue Covadonga, la Fundación Siloé, Cáritas Diocesana y Fundación Municipal de Servicios Sociales, todas las entidades comparten datos desde el 1 de julio de 2012. Hasta el 31 de diciembre, en seis meses, atendió a un total de 1.136 personas.

1.136 personas que han registrado hasta 4.367 usos de la red, principalmente, de los servicios de comedor y del Albergue, que en realidad son el primer nivel y por tanto algo así como la puerta de entrada a la red. Pero también del centro de día Milsoles. O de la farmacia de la Oficina de Información al Transeúnte. O del Piso Prometeo. O de la Casa de Acogida de Siloé. O de cualquiera de los otros servicios a su disposición. La base de datos compartida permite no sólo conocer el número de personas que en Gijón necesitan recurrir a este tipo de dispositivos, sino también tener información sobre su situación personal. Porque esta forma de trabajar tiene como objetivo crear un espacio estable de coordinación entre las distintas entidades y lograr ofrecer unos mejores servicios, tras el intercambio de información, así como «tener conocimiento en todo momento de la cantidad de personas que se atienden, su perfil sociodemográfico, necesidades no cubiertas y qué servicios usan».

 

http://www.elcomercio.es/v/20130311/gijon/contra-exclusion-atendio-personas-20130311.html

Anuncios

Guía práctica para nuevos pobres

O. ESTEBAN | GIJÓN.
Servicios Sociales edita 4.000 ejemplares con información de 13 entidades que proporcionan alojamiento, comida, ropa o juguetes
‘Gijón Solidario’ recoge los recursos disponibles para quienes hasta ahora no los habían necesitado
A dónde acudir a recoger alimentos. Quién tramita ayudas para el pago de la vivienda. Dónde hallar alojamiento de urgencia. A quién acudir para hacerse con ropa. O para darse una ducha. E incluso para cortarse el pelo. O para recoger juguetes, libros, productos de higiene personal o para el hogar… Hay en Gijón personas que nunca han tenido necesidad de acudir a esos servicios. Hasta ahora. Y para proporcionarles toda la información sobre las entidades que ofrecen esas ayudas ha nacido la guía ‘Gijón Solidario’, que por el momento incluye los datos de 13 organizaciones e instituciones y que ayer fue presentada en el Ayuntamiento
http://www.elcomercio.es/v/20130110/gijon/guia-practica-para-nuevos-20130110.html
la foto.jpg

Siloé abre pisos tutelados para enfermos de sida

Fundación Siloé. Visita del consejero de Sanidad Faustino Peteiro.

Fundación Siloé. Visita del consejero de Sanidad Faustino Peteiro.

Sanidad impulsa la iniciativa de la Fundación y aumenta un 25% el presupuesto para la entidad
28.12.12 – 00:42 –

CHELO TUYA | GIJÓN.
La Casa del Sida se expande. El único dispositivo asturiano para atención integral a enfermos de sida, el que la Fundación Siloé abrió en Mareo en 1990, ahora ofrece viviendas tuteladas. De momento, tiene en marcha ya una, con dos ocupantes que residen de forma independiente, aunque con una semitutela de la fundación. El objetivo es que la iniciativa se multiplique, para lo que la entidad cuenta con el apoyo de la Consejería de Sanidad. Su titular, Faustino Blanco, confirmó que en 2013 los presupuestos de Siloé crecerán un 25%.
Esas son las principales claves de la visita realizada ayer por Blanco al dispositivo asistencial de Mareo, un centro que el propio consejero confirmó «conocer muy bien», ya que «siempre lo hemos apoyado», en un respaldo que extendió al presidente honorífico de la Fundación Siloé, José Antonio García Santaclara, «una persona con la que siempre es un placer encontrarse, charlar y darle un abrazo».
La Casa del Sida, como el resto de la programación que ofrece Siloé -centros de día para atender a población sin recursos, hogares para menores en riesgo y viviendas para personas con discapacidad intelectual- son fruto del trabajo de Santaclara, apoyado en un equipo de voluntarios que ahora dirigen la entidad, como Susana González, o los programas más destacados, caso de Pablo Puente.
Los tres se convirtieron ayer en anfitriones del consejero, quien acudió a Mareo acompañado por el director general de Salud Pública, Julio Bruno, y la diputada socialista María Luisa Carcedo. A ellos les mostraron las instalaciones, con capacidad para 18 personas y, en la actualidad, sin ninguna plaza libre. Según explicó la directora, Susana González, los avances médicos han convertido al sida en una enfermedad crónica «y son muchos los enfermos que ya pueden llevar una vida independiente».
Para ellos está pensado el proyecto de viviendas tuteladas, «ya que nuestro objetivo es impulsar la autonomía de las personas. Son ellas las que se autogestionan en esas viviendas, con una semitutela por nuestra parte pero sin más». De momento, la idea se ha concretado «en una vivienda, ya alquilada, en la que residen dos personas. Una lleva tiempo ya viviendo de forma independiente y la otra ha estado hasta ahora en la casa».
Una casa que para la Consejería de Sanidad es «un pilar importante» en la lucha contra el sida, enfermedad que en Asturias tiene una tasa de infección inferior a la nacional, con 79,5 casos por millón de habitantes frente a los 84,1 registrados en España. Según explicó Faustino Blanco, «nuestro interés está en potenciar la prevención», pero sin olvidar los cuidados a las personas que ya son seropositivas «por lo que hemos decidido incrementar un 25% el presupuesto destinado a la Fundación Siloé».
Aunque no cuantificó el monto total de la inversión, el consejero sí dejó claro que «en contra de los recortes aplicados por el Gobierno de Foro, que les redujo la aportación un 20%, así como las rebajas que está aplicando el Partido Popular para este tipo de políticas, nuestro compromiso con Siloé sigue intacto, como lo demuestran los presupuestos».
Centro de día desbordado
Las cuentas no sólo afectan a la Casa del Sida, sino que también benefician al proyecto Milsoles, el que la Fundación Siloé tiene en marcha para ayudar a las personas sin recursos. En ese sentido, Susana González confirmó que la demanda «nos ha desbordado», porque no sólo las instalaciones están sufriendo una mayor presencia de usuarios «debido a la crisis económica», sino que el cierre de Calor y Café -el dispositivo municipal que daba cobertura diurna a las personas sin recursos- «se está notando mucho».
Son 70 los usuarios que, de media, pasan cada día por el centro Milsoles de El Coto, un dispositivo preparado para 30 usos diarios, «pero que, ahora, está desbordado». No obstante, González explicó que «somos conscientes de que es una situación temporal, mientras se hacen las obras del nuevo centro de día en el Albergue Covadonga».